Espectáculos, dramas, tragedias, comedias y entretenimiento, el Teatro Insurgentes, está más robusto que nunca.

A Don José María Dávila, escritor y político sinaloense, le nació la idea de construir el Teatro de los Insurgentes en 1950.

El proyecto de construcción se lo encomendó a Alejandro Prieto, un joven arquitecto hermano del escenógrafo Julio Prieto, quién estaba por graduarse de la carrera de arquitectura y utilizó el teatro como su tesis profesional.

Para la fachada, Don Chema le pidió a Diego Rivera que creara un mural, en el cual Rivera creó su propia descripción pictórica del la historia del teatro en México y del teatro de la historia mexicana, unificando todas sus ideas con un símbolo del entretenimiento que no reconoce. Clases sociales: el máximo cómico de México, Mario Moreno “Cantinflas”, quien aceptó participar en la producción gigante con la que se estrenaría el teatro, que llevó por título “Yo Colón”. El 30 de abril de 1953 se inauguró el Teatro y la obra fue un éxito mientras se representó.

A lo largo de los 60 años en los que el teatro ha estado en funcionamiento, han desfilado por su escenario un sin número de estrellas, directores, productores, bailarines, escenógrafos, coreógrafos, iluminadores y diseñadores. David Antón, José Luis Ibáñez, Bob Lerner, Julio Prieto,  José Solé, Enrique Rambal, Don Luis de Llano Palmer y Emma Pulido encabezan la larga lista de los creativos que han participado en las puestas en escena del teatro.

En los cincuenta y principio de los sesenta, Manolo Fábregas le dio identidad al teatro junto con su esposa, Fela.  Montaron obras en las que participaron Silvia Pinal, Amparo Rivelles e Ignacio López Tarso.

Durante los sesentas, setentas y ochentas, en el teatro continuaron presentándose espectáculos con las estrellas más importantes del país. Las obras ¿Quién Teme a Virginia Woolf?, Luz de Gas, Íntimas Enemigas, Los Chicos de la Banda (con producción de Tina Galindo), El Vestidor, La Familia Real, y los musicales Sugar (que tuvo más de 500 representaciones), A Chorus Line, El Fantasma de la Ópera de Raúl A stor y Calle 42, son algunos de la larga lista de puestas en escena que se representaron durante esos años. Una mención especial es para Mame, uno de los éxitos musicales más grandes que ha tenido el Insurgentes, con Silvia Pinal en el papel protagónico.

A mediados de los noventas Tina Galindo toma las riendas del teatro Insurgentes y continúa la tradición y calidad que lo caracterizan, con obras como La Mujer del Año, La Libélula y Los Árboles Mueren de Pie.

El teatro Insurgentes recibía los aires del nuevo milenio y a partir del 2003 Tina Galindo en asociación con Claudio Carrera producen el musical Cabaret, y con esta puesta en escena le siguieron grandes éxitos (presentados junto con OCESA) como los musicales Víctor, Víctoria, Una Eva y Dos Patanes y La Novicia Rebelde. Producciones como: El Buen Canario, dirigida por John Malkovich, Todo Sobre Mi Madre de Pedro Almodóvar, Juegos Siniestros, Cock y Nadando Con Tiburones continuaron deleitando a los amantes del teatro.

El teatro Insurgentes celebró 6 décadas con los máximos exponentes de la vida artística en este país; 60 años con el regreso de la gran Diva de México, Silvia Pinal esteralizando Amor Dolor y  lo Que Traía Puesto en 2013.
En años  recientes, obras como: El Curioso incidente del Perro a medianoche, Los Locos Adams, Annie , El Hombre de la Mancha y Privacidad continuaron iluminando las marquesinas de Avenida de los insurgentes, donde generaciones enteras han disfrutado en este recinto la propuesta cultural que ofrece a través de sus obras.

Actualmenete Hello Dolly, una de las obras musicales más importantes de Broadway  ilumina las marquesinas del teatro de los  Insurgentes, estelarizada por Daniela Romo y Jesús Ochoa, acompañados por Mauricio Salas, Marisol del Olmo, Jesús Zavala, Luja Duhart, Gloria Aura y bajo la dirección de Jason Sparks nos llevarán a vivir los enredos de Dolly Levy, una mujer carismática que logra siempre lo que se propone.

Casi 7 décadas rodeado de éxitos, anécdotas e historia. El teatro de  los Insurgentes ve emerger nuevas generaciones y extraordinarias puestas en escena. Sin duda alguna, el Teatro de los Insurgentes es el Coliseo teatral más importante de México.

¡Que disfruten la función!